.

20 AÑOS NO IMPORTAN

Escrito por Redacción
  • Titulo Original
    20 ans d’écart
  • Producción
    Abel Nahmias, Christophe Lambert (Echo Films/ EuropaCorp/ TF1 Films Production). (Francia, 2013).
  • Dirección
    David Moreau
  • Guión
    Amro Hamzawi, David Moreau, Virginie Efira
  • Fotografía
    Laurent Tangy
  • Música
    Guillaume Roussel
  • Montaje
    Cyril Besnard
  • Distribuidora
    Alimpro Films
  • Estreno
    31 Enero 2014
  • Duración
    92 min.
  • Intérpretes
    Virginie Efira (Alice), Pierre Niney (Balthazar), Charles Berling (Luc), Gilles Cohen (Vincent Khan), Amélie Glenn (Lise Duchêne), Camille Japy (Elisabeth), Michaël Abiteboul (Simon), Camille Pélicier (Pauline), Louis-Do de Lencquesaing (Julien), Jenna Azoulay (Zoé), Camille Chalons (Fanny), Aude Pépin (Flora), Arthur Mazet (Guillaume), Sophie-Marie Larrouy (Clémentine), Marcella Sbraletta (Jennifer), Ludovic Pinette, Diana Stewart, Camille Andrey-David, Sylvia Macaire, Angélique Pleau, Pierre Khorsand.

20-anos-no-importan2Una de esas comedias ligeras que se ponen en los aviones para hacer más corto un vuelo transoceánico.

Por Cristina Leza

El romance entre un hombre entrado en años que se enamora de una jovencita ha dado lugar a incontables películas. No han sido tantas, sin embargo, las que han plasmado la situación inversa, la de una mujer madura y experimentada que despierta la atención de un muchacho, pudiendo ser éste un inocentón cuyas hormonas entran en ebullición o bien un gigoló de propósitos poco confesables. La lista la encabeza Gloria Swanson en El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, 1950), yendo seguida por Joan Crawford en Hojas de otoño (Autumn Leaves, 1956), Vivien Leigh en La primavera romana de la señora Stone (The Roman Spring of Mrs. Stone, 1961), Anne Bancroft en El graduado (The Graduate, 1960), Jennifer O'Neill en Verano del 42 (Summer of ’42, 1971), Demi Moore en Click, click (No Small Affair, 1984), Silvia Tortosa en La señora (1987), Susan Sarandon en Pasión sin barreras (White Palace, 1990), Vanessa Redgrave en Un mes en el lago (A Month by the Lake, 1995), Angela Bassett en Cómo Stella recuperó la marcha (How Stella Got Her Groove Back, 1998), Annette Bening en Conociendo a Julia (Being Julia, 2004), Uma Thurman en Secretos compartidos (Prime, 2005), Michelle Pfeiffer en El novio de mi madre (I Could Never Be Your Woman, 2007)…

            Este mediocre melodrama galo se inscribe en el mismo apartado, contando la relación que surge entre Alice, una mujer próxima a los cuarenta, separada y entregada por completo la revista de moda de la que es redactora, y Balthazar, un ingenuo estudiante de arquitectura al que conoce durante un viaje en avión y al que saca los veinte años de diferencia del título. El pincho informático que se deja olvidado en el asiento, cual zapato de Cenicienta, da pie para que se vuelvan a ver. A pesar de sus patas de gallo, todavía conserva la belleza y decide seguir sus impulsos. Se pone unos tacones zancudos (malos para andar por las calles empedradas de París) y escotes generosos cuyo magnetismo provoca chiribitas en los ojos masculinos. El chaval hasta tiene en su apartamento "En brazos de la mujer madura" (1965), el famoso libro de Stephen Vizinczey adaptado al cine por George Kaczender en Mujeres de treinta años (In Praise of Older Women, 1978) y por Manuel Lombardero en En brazos de la mujer madura (1997). De "Cincuenta sombras de Grey" (Fifty Shades of Grey, 2011) no hay rastro.

El idilio entre la mayor y el menor va a más, pero la pasión sin barreras da lugar a las consecuencias y los prejuicios de rigor. En la redacción de la revista pronto surgen las murmuraciones sobre esa cougar, apelativo dedicado a las felinas liberadas que salen a cazar carne fresca; además en estos tiempos es cuestión de segundos que una foto indiscreta dé la vuelta al mundo vía twitter o facebook. Mientras tanto, su hermana se empeña inútilmente en buscarle citas a ciegas con solteros disponibles. Tras el arrebato inicial, le empiezan a entrar dudas sobre la consistencia de la relación, y sobre si será o no una mantis devoraniños. Pero la directora de la publicación ve en el efebo el modelo ideal para el próximo reportaje, y ella quiere aprovechar la ocasión para promocionarse.

Endeble y convencional, la cinta es poco más que un telefilme y no ahonda en ninguno de los temas que toca: las dificultades de compatibilizar dos universos tan diferentes, la vida de las separadas, la mujer trabajadora, el mundillo de la moda... Tampoco resulta muy creíble que una mujer como esa -Virginie Efira: tuvo líos parecidos en La oportunidad de mi vida (La chance de ma vie, 2010)- se enamore cual colegiala de un panoli (Pierre Niney) que parece sacado de American Pie (1999) (película que por cierto popularizó un término parecido al de "cougar", el de la "MILF" que encarnaba Jennifer Coolidge). Alrededor de ellos se encuentra la habitual galería de secundarios, descritos con poca imaginación: Charles Berling (el padre del muchacho, un engreído presentador de televisión que anda tras una jovencita); Gilles Cohen (el factótum de la revista, trasunto del Stanley Tucci de El diablo viste de Prada (The Devils Wears Prada, 2006); Blanche Gardin (la tiránica fotógrafa); Hervé-Pierre Gustave (el artista videográfico, productor y director de filmes porno en la realidad), etc.

            La realización es igualmente desmañada, con momentos forzados y secuencias terminadas de forma abrupta, y un final de lo más visto y convencional. Se debe a David Moreau (1976), quien en comandita con Xavier Palud ha firmado dos flojísimos filmes de terror, Ellos (Ils, 2006) y The Eye (Visiones) (The Eye, 2008), la versión "made in Hollywood" de The Eye (Jian Gui, 2002) de los hermanos Pang. Ha confesado que decidió hacerla para pagar las facturas que se le empezaban a amontonar. 20 años no importan es de esas comedias ligeras que se ponen en los aviones durante un viaje transoceánico. De lo contrario, ver en salas a los émulos de Demi Moore y Ashton Kutcher se hace perfectamente prescindible. 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.