.

AL NACER EL DÍA

Escrito por Manuel Alcalá
  • Titulo Original
    Kad svane dan
  • Producción
    Arsam International (Serbia, Croacia, Francia, 2012)
  • Dirección
    Goran Paskaljevic
  • Guión
    Goran Paskaljevic y Filip David
  • Fotografía
    Milan Spasic
  • Música
    Vlatko Stefanovski
  • Montaje
    Kristina Pozenel
  • Distribuidora
    Wanda
  • Estreno
    21 Febrero 2014
  • Duración
    90 min.
  • Intérpretes
    Mustafa Nadarevic (profesor), Predrag Ejdus (rabino), Nebojsa Glogovac (Malisha), Meto Jovanovski (Mitar), Zafir Hadzimanov (Marko), Nada Sargin (María)

al-nacer-el-dia2El tema de la ocupación nazi de gran parte de Europa durante la guerra mundial es omnipresente en el cine. Su temática se centra de tal modo en los ghettos, campos de concentración y exterminio, que ha llegado a ser un “género cinematográfico”con riesgos de desgaste estilístico, por su repetición temática formal. Al nacer el día, filme del serbio Goran Paskalevic, nacido en Belgrado (1947) y formado en la Escuela de Praga, es la excepción, precisamente por abordar con acierto uno de los temas ausentes, gracias a su enfoque y desarrollo profundamente humanos. El director pertenece a la generación titoísta, surgida ye en el postestalinismo y antes de la desmembración de un estado problemático, desde múltiples perspectivas, cuando solía decirse de Yugoslavia que era un país de 7 fronteras, 6 repúblicas, 5 naciones, 4 idiomas, 3 religiones, 2 alfabetos y 1 dictador.

La acción se centra hoy en dos importantes minorías locales: hebrea y gitana, en el antiguo ghetto de Semlim, en pleno cogollo de Belgrado. Nos presenta a un anciano judío profesor de música recién jubilado que recibe desde el Museo Judío una caja hallada  durante unas obras municipales de alcantarillado, donde sólo hay una partitura musical inacabada. El deseo de completarla llevará al profesor a descubrir la identidad propia y de sus padres, ambas perdidas durante la ocupación nazi. Hace poco (2012) se cumplió el 70º aniversario del ghetto urbano de Semlim, hoy desconocido, pero en verdad, inicio del exterminio nazi: judío y gitano.

El estilo del film podía calificarse de lírico en clima dramático, al tocar con tiento y elegancia una realidad horrenda. La elección del protagonista, Mustafá Nadarevic, es acertadísima, como las de los deuterogonistas del drama, cuyo lirismo no se eclipsa y al que colaboran la finura del guión y sus personajes femeninos. El horror brilla por su ausencia. De brutalidad formal, ni un solo plano. El ambiente es de honradez, ternura y reconciliación. La anagnórisis dramática, ejemplar entre gitanos y judíos, compañeros en la etapa martirial histórica. Acertada la recreación de la memoria y el recuerdo, de la nostalgia y del amor familiar. Ante semejante enfoque y realización, ciertos defectos como lentitud de algunas secuencias, pasan en nuestra opinión a un segundo término, desplazados por la creatividad y gran humanismo de un argumento original siempre al borde de la crueldad, pero no rebasando sus fronteras, empapado de humanidad y manteniendo temple, acierto y equilibrio que pide un tema fronterizo, dramático e inestable para hacerlo verosímil a la credibilidad humana.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.