.

4 FANTÁSTICOS

Escrito por Francisco M. Benavent
  • Titulo Original
    The Fantastic Four
  • Producción
    Gregory Goodman, Simon Kinberg, Robert Kulzer, Hutch Parker, Matthew Vaughn (Twentieth Century Fox/ Marvel Entertainment/ TSG Entertainment/ Marv Films/ Genre Films) (EE.UU., 2015).
  • Dirección
    Josh Trank
  • Guión
    Simon Kinberg, Jeremy Slater, Josh Trank según los personajes de Stan Lee y Jack Kirby.
  • Fotografía
    Matthew Jensen
  • Música
    Marco Beltrami, Philip Glass
  • Montaje
    Elliot Greenberg y Stephen E. Rivkin
  • Estreno
    21 Agosto 2015
  • Duración
    92 min.
  • Intérpretes
    Miles Teller (Reed Richards), Michael B. Jordan (Johnny Storm), Kate Mara (Sue Storm), Jamie Bell (Ben Grimm/ La Cosa), Toby Kebbell (Victor Von Doom/ Dr. Doom), Reg E. Cathey (Dr. Franklin Storm), Tim Blake Nelson (Dr. Allen), Joshua Montes (Chico de la escuela), Dan Castellaneta (Mr. Kenny), Owen Judge (Reed, de niño), Kylen Davis (Chico de la escuela), Evan Hannemann (Ben, de niño), Chet Hanks (Jimmy Grimm), Mary-Pat Green (Sra. Grimm), Tim Heidecker (Sr. Richards), Mary Rachel Dudley (Sra. Richards).

4 fantasticos2Fracasada precuela que aprovecha la moda de superhéroes 

            "Los 4 Fantásticos" fue el primer equipo de superhéroes creado por el guionista Stan Lee y el ilustrador Jack Kirby para la editorial Marvel, precediendo a otros personajes emblemáticos de la casa como "El Hombre-Araña", "La patrulla X", "Hulk", "Daredevil" o "Blade". El primer número con sus aventuras llegó a los kioscos en noviembre de 1961, contándose desde entonces 645 historietas y diversas series de televisión. Con producción de la 20th. Century-Fox, y a remolque del actual filón de las películas de superhéroes, en cine han protagonizado Los 4 fantásticos (Fantastic Four, 2005) y Los 4 fantásticos contra Silver Surfer (Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer, 2007), una secuela deplorable. Los increíbles (The Incredibles, 2005) también tenía una gran deuda hacia las habilidades de estos personajes.

La presente cinta readapta la película de 2005 en plan pobre, siendo su única razón de existir el que la Fox veía caducar los derechos comprados a la Marvel. Con tono de "precuela", y cambiando únicamente detalles, vuelve a describir los orígenes y la formación de este grupo de superdotados, sirviéndose para ello de "Ultimate Fantastic Four", una serie de sesenta números que salió a la venta en 2004, y en la que se reinventó el nacimiento del cuarteto (o quinteto, para ser más exactos).

La "prima ballerina" es Reed Richards, un jovenzuelo aficionado a la tecnología que ha diseñado una máquina de teletransporte en el garaje de su casa, un "portal cuántico" a lo Stargate (Puerta a las estrellas) (1994). Ya crecidito, sus aptitudes llaman la atención del Dr. Storm, un científico negro que trabaja para el Instituto Baxter de Nueva York, laboratorio de investigación dedicado a incubar a los alumnos de mayor talento. Llega allí junto a su mejor amigo, Ben Grimm. Al grupo se unen los dos hijos del científico: Sue, una chica blanca a la que adoptó, y Johnny, un gran aficionado a los coches. El quinteto se completa con Victor, un informático iracundo y rebelde que anda de vuelta al centro. El experimento de teletransporte con un mono tiene éxito y hace que el dueño del laboratorio (Tim Blake Nelson, poniendo su rostro al habitual empresario de pocos escrúpulos) se frote las manos ante las expectativas comerciales que se abren. Llevado por su afán aventurero, una noche Reed decide que sean ellos los que se metan en la máquina. Llegan así al Planeta Cero, primo hermano del de Solaris (1972), donde existe un misterioso océano de energía. Pero la misión se tuerce y logran escapar por los pelos, no sin antes sufrir en sus carnes el ataque de esa energía verde; la tormenta de rayos cósmicos del original se ve que ha quedado "demodé" en estos tiempos de actualizaciones y readaptaciones ("reboots").

Con su físico mutado, y sus vidas radicalmente trastocadas, se convierten en unos seres tan poderosos como peligrosos. Son el Sr. Fantástico (capaz de estirar su cuerpo hasta lo inimaginable), la Mujer Invisible (habilidad a la que une el crear campos de fuerza en torno suyo), la Antorcha Humana (capaz de arder y volar) y la Mole (o La Roca o La Cosa: una criatura de piel pedregosa y fuerza sobrehumana). A Victor le queda abrazar el lado oscuro y convertirse en el Doctor Doom (o Dr. Muerte por estos pagos). Son trasladados al Area 57 para aprender a manejar sus nuevos superpoderes, estando atento el dueño de Baxter a sacar tajada comercial a costa del conglomerado político y militar.

Centrada en la juventud, vocación y primeras experiencias del grupo, la película da lo que se puede esperar, aroma de serie B y el habitual festival de efectos especiales por ordenador que hoy ya no supone mayor motivo de interés.El guión tiene algún guiño hacia el Capitán Nemo, o a Albert Einstein ("Si no lo puedes explicar con sencillez, es que no lo has comprendido"). Pero al igual que la película de 2005 sigue caminos de lo más convencional, sin abordar ningún tipo de crisis existencial (como les sucede a los X-Men) o interrogantes sobre su misión en la sociedad. Tan sólo hay mensajes patrióticos, la unión hace la fuerza, somos una familia y vamos a por los nuestros cuando están en peligro, bla, bla, bla.

A tono con la segunda división donde juega la película, el reparto apenas tiene nombres conocidos. Lo encabeza Miles Teller después de aporrear la batería en Whiplash (2014); Jamie Bell -siempre será recordado por Billy Elliot (Quiero bailar) (2000)- es la Mole; a Kate Mara, la hermana de Rooney, se le ve todavía verde como la Mujer Invisible; Michael B. Jordan es la bola de fuego humana (que un actor afroamericano sea el rubio Johnny Storm es algo que no ha gustado a los puristas de las historietas), y Toby Kebbell, como Victor von Doom, afronta un papel de villano sin el menor atractivo, haciendo que la historia naufrague por completo en la parte final.

4 Fantásticosha supuesto un gran fracaso comercial y de crítica. Las cosas no fueron ya bien durante el rodaje, e incluso el director, Josh Trank (Los Angeles, 1984) apostató de ella. Su realización es bastante átona, sin saber superar los lugares comunes del guión, manufacturando una especie de episodio piloto. También para la Fox ya había hecho la horrorosa Chronicle (2012), una historia parecida sobre unos adolescentes mentecatos que adquirían superpoderes. A pesar de semejante carta de presentación, la productora ha puesto en sus manos este proyecto que le ha venido grande. Su estreno en 3D ha sido suspendido, lo mismo que la secuela prevista para 2017.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.