.

Universo Almodóvar

Escrito por José Luis Sánchez Noriega

Universo Almodovar cubierta bajaUniverso Almodóvar. Estética de la pasión en un cineasta posmoderno, de José Luis Sánchez Noriega, Alianza Editorial, Madrid, 2017, 480 pp. 

Al cabo de veinte largometrajes y un reconocimiento internacional como nunca tuvo un cineasta español desde Buñuel, Pedro Almodóvar ya ha escrito un capítulo en la historia de nuestro cine y, al menos, una página en el cine mundial. Su personalidad singular y una creatividad inimitable han acabado por imponerse tanto en las salas de cine comerciales como en museos y universidades de medio mundo.

Es hora de volver sobre películas ya conocidas, que nos han divertido y emocionado a lo largo de más de una generación, para reconocer los mecanismos que lanzan este cine con raíces mesetarias a los espacios culturales más universales, desde La Croisette de Cannes al MoMA neoyorkino. Proponemos una mirada transversal que atienda a los espacios domésticos o urbanos, el deseo y el sexo, músicas y letras de canciones, falsos anuncios y obras de teatro, crímenes y enfermedades, estilos y modas, objetos o comidas, cuerpos y máscaras, nombres y símbolos, iglesias y altarcillos domésticos, etc. a lo largo de más de cien artículos que sirven como invitación para que el lector construya su propio Universo Almodóvar.

Se trata ahora de descubrir cómo las películas dialogan entre sí, vernos reflejados en sus personajes contradictorios, emocionarnos con su vitalismo y el humor transgresor, sorprendernos con situaciones y tipos inverosímiles pero elocuentes, indagar en las inesperadas referencias al mundo del arte que hay en ellas, volver a divertirse con frases que dicen más allá de las palabras, ver cómo este cineasta se ha anticipado a la comprensión actual de la identidad de género, comprobar la permanente tensión entre la ficción y la realidad, dejarnos cautivar por la reformulación de la familia... en fin, valorar la potente estética que emerge del cine de Pedro Almodóvar.

ESTRUCTURA DEL LIBRO

            Se ofrecen reflexiones que enriquezcan el visionado de las películas haciéndolo más plural, proporcionando itinerarios y claves, estableciendo relaciones, abundando en las constantes, llamando la atención sobre la forma artística… desde la convicción de que el cine de ambición cultural invita a la profundización, de que las películas se aprecian más y mejor si se las piensa. Consta de 103 artículos o ensayos breves que pueden agruparse en los siguientes ámbitos

a) la personalidad del cineasta: Almodóvar (actor), Almodóvar (autoficción), Almodóvar (creador), Almodóvar y el cine, cortometrajes, El Deseo.

b) las películas: breve análisis de los 20 largometrajes y tres cortometrajes.

c) la forma fílmica: arte,canciones, carteles, comedia, créditos, diálogos, ficción, finales, géneros, espacios, estética, inicios de ficción, intertextualidad, máscara, melodrama, música, nombres, cine posmoderno, símbolos, títulos, teatro.

d) el mundo del cine: actrices, Luis Buñuel, cameos, chicas Almodóvar, cine en el cine, cine citado, Rainer W. Fassbinder, Paul Morrissey, John Waters.

e) identidad, género y sexualidad: deseo, hombres, homosexualidad, identidad, incesto, lesbianismo, mujeres, prostitución, sadomasoquismo, sexo, transexualidad, voyeurismo.

f) otros temas de la filmografía: crimen, cuerpo, drogas, enfermedad, escritores, espectáculo, madre, muerte, Madrid, medicinas, médicos, muerte, padre, profesiones, religión, suicidio, tauromaquia.

 

TESTIMONIOS SOBRE P. ALMODÓVAR 

 “El cine de Almodóvar se ha hecho universal gracias a su fuerza local e identitaria que los teóricos de antes llamaban racial. Mientras muchos de sus colegas jóvenes frecuentaban la senda de la comedia o el thriller, como género cosmopolita y más bien apátrida, nuestro manchego más universal se ha globalizado a fuerza de ser local (…) Escribo que Almodóvar es local porque ha reelaborado o ha regenerado unas tradiciones culturales que nos vienen de lejos, de la novela picaresca, del sainete madrileño, del costumbrismo y del esperpento valleinclanesco. Y todo ello pasado por el filtro de la cultura urbana y posmoderna” (Román Gubern).

“La más saliente característica del arte de Almodóvar es su inteligencia, en un director que parece a primera vista totalmente intuitivo, que improvisa más que elabora, en una orquestación de las partes que se ve musical, mientras que el mismo Almodóvar para conseguir su atmósfera sexual o sentimental (es lo mismo, sólo se diferencian en la expresión) depende directamente de la música y casi siempre de la música popular.” (Guillermo Cabrera Infante).

“Almodóvar propone en sus películas varias posibilidades de expresión sexual y genérica, que son diferentes y alternativas a la sexualidad normativa, tales como la homosexualidad, la transexualidad y la transgeneridad. Todas estas imágenes transgresoras van más allá de ser consideradas ‘raras’ o extravagantes: se convierten culturalmente en la ‘otredad’ radical, opuesta por antonomasia a la normalidad. Y, por ello, estas ‘otredades’ genérico-sexuales se erigen como alternativas marcadas con una autenticidad, difícil de cuestionar.” (Brígida Pastor)

“Los relatos almodovarianos desde los inicios son tejidos de historias múltiples, unas telas donde uno se va perdiendo, un milhojas a veces inextricable donde el rizoma multiplica los núcleos, diluyendo así el centro. De esa tupidez, surgen a veces, zonas delimitadas, formas breves, que parecen proceder de otros territorios. Actúan como pausas narrativas, soluciones de continuidad. Parecen luchar contra cualquier capilaridad, cotos vedados en suma” (Jean-Claude Seguin)

“Frente a la alergia de la ordinariez y a la veneración por lo distinguido que la burguesía franquista ha escogido como divisa, Almodóvar reivindica la preferencia por lo chabacano y las maneras groseras, la predilección por el horterismo y la verbalización soez. Para imponer aquella materia y estos modos se enrola en la causa de lo políticamente correcto, hoy de circulación y vigencia casi unánimes, y lo desborda en su tratamiento. Más allá de la simple rebelión de las minorías, lo que su cine reclama es la vocación que tienen los grupos minoritarios de ser portavoces de los nuevos valores sociales, lo que proclama es su función axiogenética.” (J. Vidal-Beneyto).

“Todo es teatro en el cine de Almodóvar, y es, paradójicamente, exhibiendo la imagen como artificio manipulador y antimimético como el director pretende llegar a captar la verdad de sus personajes. En su cine, la imagen reivindica su superficialidad, y el espectáculo celebra su capacidad de simulacro, pero ello no impide que los protagonistas reivindiquen su autenticidad.” (Emmanuel Vincenot).

 

ENTREVISTA CON EL AUTOR

- ¿Qué aporta este libro? ¿No hay ya bastantes entrevistas, artículos y trabajos sobre Almodóvar, tanto en España como en otros países?

- Efectivamente se ha escrito mucho y prácticamente se han abordado todas las dimensiones de la figura de Almodóvar. Gran parte son trabajos exclusivamente académicos. Pero no hay un estudio actualizado, de síntesis, global (de ahí el título), acerca de todas las películas, para un público amplio, que incluye no solamente a cinéfilos o universitarios, sino también a personas interesadas por el cine como cultura.

- ¿Es un libro para almodovarianos?

- En absoluto, no es un libro para fans; aunque creo que les gustará porque descubrirán nuevas perspectivas. Es un libro que toma cierta distancia, está escrito de forma desapasionada con el propósito de ayudar a “pensar” las películas, viendo en ellas dimensiones o temas que pasaron desapercibidos en su estreno. Va más allá de la crítica de periódico y de debates de cinefilia, pues invita al “placer de la reflexión” que sigue a continuación del disfrute de un primer visionado.

- ¿No resulta exagerado decir que Almodóvar ha escrito un capítulo en la historia del cine?

- Para nada; el reconocimiento internacional en festivales, universidades o museos así lo confirma. Los veinte largometrajes a lo largo de casi cuatro décadas configuran una obra sólida, diversa, capaz de condensar las principales inquietudes de la modernidad artística; una obra que se aprecia mejor en visionados serenos, cuando uno se dedica a estudiarla. En torno a Almodóvar ha habido demasiado “ruido mediático” que empaña su talla cinematográfica.

- ¿Por qué se califica al director manchego como cineasta posmoderno?¿no es una etiqueta reductora?

- Forma parte de la generación que desde los 80 lleva a cabo una renovación importante del lenguaje cinematográfico como Peter Greenaway, David Lynch, Leos Carax, Quentin Tarantino, Aki Kaurismäki, Spike Jonze, Wong Kar-Wai, González Iñárritu, Jim Jarmusch o Ridley Scott. Son directores con estéticas muy diversas, pero tienen en común la amalgama o hibridación de los géneros, la fascinación visual, el gusto por la cita, el humor irónico o un espíritu provocador de fondo. La calificación de “cineasta posmoderno” no supone una etiqueta positiva ni negativa, ni tampoco trata de incluir a Almodóvar en un grupo establecido; es una mera orientación sobre su ubicación en una etapa y estilo de la Historia del Cine.

- ¿Por qué es un libro con tantos y tan breves capítulos?

- En una figura como Almodóvar un estudio sistemático y perfectamente organizado, como las habituales biofilmografías, nos llevaría a trazar un dibujo discutible, aceptado por unos y rechazado por otros. Casi una caricatura que hace poca justicia al orginal. Me parecía más honrado y creativo ofrecer un material al lector para que cada cual pueda llevar a cabo su propia aproximación a este cine. El centenar de breves ensayos permiten una comprensión pluriforme, no dogmática, muy coherente con la heterodoxia del cineasta. 

- Se insiste bastante en el sexo, con apartados sobre transexualidad, homosexualidad, voyeurismo, incesto, sadomasoquismo, etc. ¿tanta relevancia tiene el sexo en Almodóvar?

- El sexo es importante, como en cualquier creador o en cualquier persona; además, en el posfranquismo este cine reivindica la libertad y un sentido lúdico de las relaciones sexuales, sobre todo en las películas de los ochenta. Pero lo más interesante, el tema central que subyace a toda la filmografía, es la identidad sexual y de género. En cualquier caso, por encima del sexo, a los personajes siempre les preocupan los afectos y sienten la necesidad de amor como lo más radical de sus vidas.

- También ocupa un lugar destacado todo lo relativo al teatro, el espectáculo, las novelas, la representación y el cine dentro del cine.

- Sí, hay un tratamiento detenido de esas cuestiones porque las películas de Almodóvar siempre hablan de la realidad a través de las ficciones o representaciones que las personas nos hacemos de ella. No es un cine realista ni trata de reproducir la realidad de forma directa o inmediata. La cita de películas, actores, directores, etc. es habitual en esta filmografía con lo que el cine se convierte en un medio de situarse en el mundo. También hay que recordar que en dos títulos (La ley del deseo y La mala educación) el protagonista es un director de cine.

- Sorprende la importancia que se concede a la religión. ¿Tanto peso tiene en este cine?

- Fuera de la película Entre tinieblas, que es la historia de unas monjas bastante extravagantes, y del internado religioso de La mala educación, con evidentes resabios autobiográficos,no hay muchos personajes o temas centrales de carácter religioso. Sin embargo, las referencias son abundantes, probablemente por la educación católica y el país confesional que hemos vivido; y tienen en dos sentidos. Este cine rechaza frontalmente la moral sexual de prohibición del catolicismo y, al mismo tiempo, hay una atracción y hasta fascinación por la estética de las imágenes de vírgenes y santos o los cantos religiosos.

- ¿A qué aspectos poco tratados del cine de Almodóvar se presta atención en este libro? 

- Se abordan cuestiones como el significado de los títulos de las películas, la estética de los carteles y de los créditos, el sentido de sus finales, el simbolismo de los nombres de personajes y los objetos recurrentes en las historias. Todas ellas pueden parecer anecdóticas o marginales, pero el cineasta cuida mucho esos detalles que proporcionan un tono o un estilo a los relatos. Y a veces dan claves para entender en profundidad las películas.

- ¿Qué conceptos o temas resultan más originales a la hora de caracterizar este cine?

- El concepto central es el del deseo; próximo a él están las reflexiones sobre el cuerpo, que tiene un tratamiento muy rico y plural en este cine, así como la idea de máscara que afecta a una parte de ese cuerpo. Estoy satisfecho del artículo dedicado a la fotografía, porque creo que a lo largo de muchas películas hay una reflexión muy interesante, en particular con la metáfora de las “fotos rotas” para simbolizar los vaivenes de las relaciones personales.

- Al final ¿con qué dos o tres películas se quedaría usted? ¿Se puede resumir el cine de Almodóvar en algunos títulos? 

- Es difícil y siempre resulta injusto ese resumen. Me quedaría con la veta más costumbrista de ¿Qué he hecho yo para merecer esto!, el melodrama de Todo sobre mi madre o Volver y el metacine de Los abrazos rotos.

 

EL AUTOR

José Luis Sánchez Noriega es profesor de Historia del Cine y del Audiovisual en el departamento de Arte Contemporáneo de la Universidad Complutense y conferenciante en el centro universitario IES-Madrid. Ha impartido cursos y conferencias sobre análisis del texto audiovisual, relaciones entre literatura y cine, cine negro americano, nuevas estéticas y movimiento obrero en el cine en distintas universidades. Ha sido coordinador del Máster de Historia del Arte Contemporáneo y Cultura Visual (UCM-UAM-Museo Reina Sofía) y del proyecto de investigación I+D+i “Sociedad, democracia y cultura en el cine español de la era socialista (1982-1996)” en el que se enmarca este libro.

            Entre sus publicaciones destacan Diccionario temático del cine (Cátedra, 2004), Obras maestras del cine negro (Mensajero, 2003, 2ª ed.), De la literatura al cine (Paidós, 2000), Mario Camus (Cátedra,1998) y Desde que los Lumière filmaron a los obreros (Nossa y Jara, 1996). Con una beca de Creación Literaria (Ensayo) del Ministerio de Cultura escribió Crítica de la seducción mediática. Comunicación y cultura de masas en la opulencia informativa (Tecnos, 2002, 2ª ed.) con prólogo de Manuel Vázquez Montalbán. También ha escrito capítulos de varias obras colectivas; ha coordinado Filmando el cambio social (Laertes, 2014), Trayectorias, ciclos y miradas del cine español (1982-1998) (Laertes, 2017) y es autor del manual Historia del Cine (Alianza, 2ª ed., 2006), vigente en muchas universidades como libro de referencia. Coordina el Equipo Reseña que publica los anuarios Cine para leer y mantiene la página web homónima.


ucm.academia.edu/JoseLuisSanchezNoriega

es.wikipedia.org/wiki/José_Luis_Sánchez_Noriega

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.