.

BAJO EL SOL

Escrito por Ángel Antonio Pérez Gómez
  • Titulo Original
    Zvizdan
  • Producción
    Kinorama / Gustav Film / See Film Pro (CRO-SERB-ESLVN, 2015)
  • Dirección
    Dalibor Matanic
  • Guión
    Dalibor Matanic
  • Fotografía
    Marko Brdar
  • Música
    Alen Sinkauz, Nenad Sinkauz
  • Montaje
    Tomislav Pavlic
  • Distribuidora
    Surtsey
  • Estreno
    12 Mayo 2017
  • Duración
    123 min.
  • Intérpretes
    Tihana Lazovic (Jelena / Natasa / Marija), Goran Markovic (Ivan / Ante / Luka), Nives Ivankovic (Jelena / Natasa niñas), Dado Cosic (Sasa), Stipe Radoja (Bozo / Ivno), Trpimir Jurkic (Ivanov / padre de Lukin), Lukrecija Tudor (Dinka), Tara Rosandic (Petra).

bajoelsol2Odios enconados. 

La Guerra de los Balcanes fue una de las postreras infamias que nos arrojó a la cara el espantoso siglo XX, sin duda alguna el que más millones de seres humanos se cobró en sus sangrientos cien años. Para vergüenza nuestra, el horrible conflicto bélico se produjo en el corazón de Europa al desmembrarse un estado que la férrea mano de un dictador comunista había mantenido unido durante cuarenta años y que, como ocurrió con la URSS, se fragmentó en seis naciones y dos regiones autónomas, pero a un elevado precio de vidas humanas y pérdidas materiales. Los derechos humanos fueron violados sistemáticamente durante el transcurso de la guerra dando lugar a numerosas víctimas de todos los bandos, pero especialmente en Bosnia Herzegovina, pues, para su desgracia, ocupaba el lugar geográficamente central y además su población era y es de una gran variedad étnica, religiosa y social.

Bajo el sol está escrita y dirigida por el croataDalibor Matanic y coproducida por Serbia y Eslovenia. La película no es partidista y narra tres historias situadas en 1991, 2001 y 2011 que, en principio, no tienen relación entre sí, aunque están interpretadas por los dos mismos actores principales. Son relatos en torno a amores prohibidos, es decir, interétnicos, básicamente entre croatas y bosnios, vividos con pasión por sus protagonistas. El primero tiene lugar en la frontera serbocroata y acaba con la muerte del novio a manos del hermano de la chica. El «entreacto» se llena con imágenes de casas devastadas y saqueadas. En una de ellas se sitúa la acción de la segunda historia: la reconstrucción del antiguo hogar. Dará lugar al idilio entre la hija y el «enemigo» que trabaja en rehabilitarlo. El interludio se llena ahora de casas ya habitadas y campos cultivados. Pero los prejuicios siguen vigentes y el padre de un niño de pocos años no convive con la madre de la criatura.

El film tiene mejores intenciones que resultados. Las tres historias, excepto quizá la primera, tienen escasa enjundia por más que sean reveladoras de los odios enconados y las enemistades persistentes que todavía ensombrecen la vida de estas repúblicas balcánicas. Los actores se esfuerzan en dar credibilidad a los argumentos, pero estos no dan para mucho. Sobresale la actuación de Tihana Lazovic que encarna tres personajes de fuerte sensualidad, que refleja con sencillez sin necesidad de alardes interpretativos o destapes. Suyo es el hermoso y largo plano en el que muestra sin necesidad de palabras que termina por perdonar al padre de su hijo.También la naturaleza y el mar (en concreto, en el baño en él) vienen a ejercer de purificadores y devuelve a los nadadores a su simple naturaleza humana sin calificativos raciales, religiosos o sociales. Son tan solo personas que nadan, se encuentran, se hablan y se aman.  

Bajo el sol se suma a la ya larga filmografía sobre esa guerra que los europeos nunca debimos permitir y ante la cual nos mantuvimos, si no neutrales, ejerciendo de jueces a su término, pero sin impedir el genocidio y la infame violación de los derechos, de las que fueron principales víctimas las mujeres. El film de Matanic, a fuer de ser respetuoso, carece del mordiente necesario para dejarnos un mal sabor de boca, que sería lo justo.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.