.

VERÓNICA

Escrito por Julio Vallejo Herán
  • Producción
    Apache Films y Expediente La Película A.I.E. (España, 2017)
  • Dirección
    Paco Plaza
  • Guión
    Fernando Navarro y Paco Plaza
  • Fotografía
    Pablo César Rosso
  • Música
    Chucky Namanera
  • Montaje
    Martí Roca
  • Distribuidora
    Sony
  • Estreno
    25 Agosto 2017
  • Duración
    105 min.
  • Intérpretes
    Sandra Escacena, Bruna González, Claudia Placer, Iván Chavero, Ana Torrent, Sonia Almarcha, Consuelo Trujillo, Maru Valdivielso, Leticia Dolera

veronica2Terror basado en hechos reales con toque cañí.

El misterio que rodea al denominado ‘expediente Vallecas’, el caso de una adolescente que murió tiempo después de participar en una sesión espiritista de güija, se ha convertido en uno de los sucesos que más ha despertado la curiosidad de los aficionados a los fenómenos paranormales. El parte policial en el que se califica el incidente como “una situación de misterio y rareza” ha provocado las más diversas especulaciones. Paco Plaza ha elegido este particular episodio como inspiración de Verónica. Ha tomado elementos de ese incidente y los ha mezclado con algunos del denominado ‘caso Embajadores’, un ejemplo de lo que se conoce como poltergeist, para ofrecer una historia que mira con una nada oculta nostalgia los primeros años noventa en la ciudad de Madrid y que combina los lugares más o menos comunes del subgénero de acoso de entidades demoniacas y el humor más cañí. Son precisamente los aspectos de comedia más costumbrista los que se acaban convirtiendo en el aspecto más destacable de la película.

El valenciano continúa así con su intención de revisar los personajes y circunstancias de los subgéneros del terror y el fantástico para darles un toque typical spanish. Su intención de dotar a sus películas de una marcada denominación de origen ya quedaba patente en las dos primeras entregas de REC, largometrajes firmados junto a Jaume Balagueró que podrían considerarse una revisión de La comunidad con zombis y/o infectados y estética found footage. No obstante, deja su particular huella en dos de sus cintas dirigidas en solitario: REC 3. Génesis, sarcástica versión de los bodorrios hispanos aderezada con sangre y muertos vivientes, y su aportación a la serie Películas para no dormir: Cuento de Navidad, telefilme donde adaptaba de manera sui géneris las películas de aventuras infantiles en la senda de Los Goonies o Una pandilla alucinante a la realidad española de los años ochenta. Es precisamente esta última el precedente más directo de Verónica. Aquel pequeño filme ya daba muestras de las mejores armas de Plaza como realizador: su habilidad para dirigir a menores de edad, sacar provecho de la nostalgia sin revolcarse demasiado en ella y adaptar elementos propios de las películas foráneas a la realidad de la piel de toro sin que el resultado chirríe demasiado.

Todas estas virtudes aparecen en su versión del caso policial con resonancias paranormales más famoso de España. No obstante, en esta ocasión ha reforzado más si cabe los elementos de drama y terror. Plaza, con ayuda de su coguionista Fernando Navarro, logra que comprendamos la situación de una joven que no ha superado la muerte de su padre, tiene que cuidar a sus hermanos pequeños mientras su madre trabaja, asume como puede el tránsito de niña a mujer y se enfrenta a una situación que escapa a su control. A este respecto destaca el excelente uso de Hechizo y Maldito duende, canciones de la banda zaragozana Héroes del Silencio que recogen muy bien el ambiente mágico y reflejan los deseos de la chica de evadirse de la dura realidad.

Por otra parte, el realizador no se resiste a revisitar los lugares más comunes de los filmes sobre espíritus malvados, no vacila a la hora de abusar un tanto del susto efectista más barato y sazona todo con numerosos homenajes cinéfilos. El más obvio puede ser El exorcista, pero también se pueden detectar elementos de A las nueve cada noche, obra de Jack Clayton donde se exploraba el impacto en unos niños de la muerte de uno de sus progenitores; ¿Quién puede matar a un niño? o el terror italiano más truculento. En este sentido resulta significativa la utilización de una banda sonora repleta de sintetizadores, donde el compositor Chucky Namanera, seudónimo tras el que se esconde el también realizador Eugenio Mira, homenajea sin disimulo las más célebres partituras del grupo Goblin para las cintas de Dario Argento.

En definitiva, Verónica se convierte en un particular Expediente Warren a la española mezclado con un humor cañí que sigue la estela de Álex de la Iglesia sin caer en los excesos del realizador vasco. Un entretenimiento más que respetable donde sobresale el excelente trabajo de los actores infantiles, especialmente de los pequeños intérpretes que dan vida a los aterrorizados hermanos de la protagonista. 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.