.

LA HISTORIA DEL AMOR

Escrito por Francisco M. Benavent
  • Titulo Original
    The History of Love
  • Producción
    Marc-Antoine Robert, Xavier Rigault, Radu Mihaileanu (Oï Oï Oï Prods./ 2.4.7. Films/ Wild Bunch/ France 3 Cinéma/ Caramel Films/ Panache Prods./ La Compagnie Cinématographique/ Voo/ Be TV/ RTBF/ Libra Film) para Wild Bunch (Francia-Rumanía-Canadá-Bélgica, 2016).
  • Dirección
    Radu Mihaileanu
  • Guión
    Radu Mihaileanu, Marcia Romano, según la novela homónima de Nicole Krauss.
  • Fotografía
    Laurent Dailland
  • Música
    Armand Amar
  • Montaje
    Ludo Troch
  • Distribuidora
    Vértigo Films
  • Estreno
    22 Septiembre 2017
  • Duración
    135 min.
  • Intérpretes
    Derek Jacobi (Léo Gursky), Sophie Nélisse (Alma Singer), Mark Rendall (Leo, de joven), Gemma Arterton (Alma Mereminski), Elliott Gould (Bruno Leibovitch), William Ainscough (Bird), Torri Higginson (Charlotte Singer), Alex Ozerov (Misha Strumann), Jamie Bloch (Zoey Schwartz), Claudiu Maier (Zvi Litvinoff), Daniel Matmor (Dr. Zilberstein).

historia2Drama de sentimientos poderosos y profundamente humano

Los melodramas sobre los encuentros de dos amantes a través del tiempo y de diferentes épocas suelen proporcionar, en particular cuando van acompañados de ribetes fantásticos, un material cinematográfico bastante atractivo, "cfr. vid." El año pasado en Marienbad (1961) de Alain Resnais, Una bruja sin escoba (1967) de José María Elorrieta, En algún lugar del tiempo 1980) de Jeannot Szwarc, La mujer del teniente francés (1981) de Karel Reisz, La doble vida de Verónica (1981) de Krzysztof Kieslowski, Peggy Sue se casó (1986) y Drácula de Bram Stoker (1992) de Francis F. Coppola, La carta de amor (1993) de Dan Curtis, Lluvia en los zapatos (1998) de María Ripoll, Kate y Leopold (2001) de James Mangold, Posesión (2002) de Neil LaBute, Alex y Emma (2003) de Rob Reiner, La casa del lago (2006) de Alejandro Agresti, Más allá del tiempo (2009) de Robert Schwentke, Río 2096: una historia de amor y furia (2013) de Luiz Bolognesi, Una cuestión de tiempo (2013) de Richard Curtis, El secreto de Adaline (2015) de Lee Toland Krieger, etc.

La escritora norteamericana Nicole Krauss (n. 1974) construyó sobre este esquema su libro La historia del amor (2005), un éxito de ventas dedicado a sus abuelos e inspirado por la azarosa vida entre Europa y Norteamérica de sus familiares judíos. La historia combina dos espacios, la Nueva York contemporánea y la Polonia de la II Guerra Mundial, y varios momentos a lo largo de seis décadas.

Erase una vez… En Polonia, a finales de los años treinta, Léo Gursky fue un escritor que mantuvo un apasionado idilio con Alma Mereminski, una bella joven del pueblo a la que también pretendían sus dos mejores amigos, Bruno y Zvi. La chica, antes de marchar en 1942 a los Estados Unidos, le hizo prometer que jamás amaría a otra mujer. Durante la contienda todo el mundo lo dio por muerto, pero Léo reapareció vivo, emigrando en pos de los pasos de Alma. Tras encontrar su dirección, llama a la puerta y allí se encuentra ella. El hombre ha sobrevivido a la guerra gracias a su recuerdo, y ha mantenido su promesa de amor. Pero Alma lleva puesta una alianza. Descubre entonces que la mujer de sus sueños se ha casado con un hombre que la quiere y al que no puede abandonar; de ese matrimonio ha nacido un hijo, Isaac Moritz, aunque la paternidad real no tiene por qué concordar con ese apellido. Descubre también que su gran amigo Ziv, creyéndolo igualmente muerto, se apropió y publicó el manuscrito (otro tema clásico) en el que Léo había descrito su apasionado romance con Alma. Un libro del que se imprimieron doscientos escasos ejemplares, correspondientes a una edición en castellano, justamente con el título de "La historia del amor".

En la actualidad, en la Nueva York de 2008, un solitario y octogenario Léo es uno de los escasos judíos que sigue viviendo en Chinatown ("malditos chinos"). Hace de modelo patricio para los estudiantes de Bellas Artes, y hasta algún trabajillo como cerrajero. Con su viejo amigo Bruno, igual de cascarrabias, comparte francachelas. A su hijo Isaac sólo lo ha visto en la distancia, lo mismo que a Alma. Se ha convertido en un gran novelista, y cada vez que ve la portada de uno de sus libros a Léo le asoma el yo soy tu padre.

En esa Nueva York contemporánea transcurre por otra parte la historia de Alma Singer, una adolescente que vive en Brooklyn y que tiene varios frentes abiertos. Su madre, Charlotte Singer, se ha quedado viuda y anda buscándole compañía. Bird, su hermano, todavía no ha superado la muerte del padre. Mischa, su novio, es un ruso cuya familia se ha afincado en la ciudad. Y su mejor amiga, Zoe, le hace de confidente. La madre recibe entonces el encargo de traducir del castellano al inglés una de las copias subsistentes de "La historia del amor". Un encargo sospechosamente bien pagado con cien mil dólares por alguien que se hace llamar Jacob Markus y cuyas cartas, que denotan dominio de la escritura, pronto dejan de llegar.

La resistencia del ser humano ante la adversidad, la supervivencia, el judaísmo, la fabulación, el exilio, la identidad, la religión, el humor, son algunos de los temas de esta película, plenamente coherente con su filmografía, del rumano Radu Mihaileanu (Bucarest, 1958), quien tras su debut con Traidor (1993) se dio a conocer con El tren de la vida (1998) y sobre todo con la emotiva Vete y vive (2005). Después de las igualmente plausibles El concierto (2009) y La fuente de las mujeres (2011), su sexto largo se halla impregnado con el mismo estilo conmovedor, un "dramma giocoso" de sentimientos poderosos y profundamente humano, rasgos que lo emparentan con las obras de otros homólogos suyos como Cédric Klapisch o Eran Riklis.

El reparto, con personajes de tres dimensiones, lo encabeza Derek Jacobi como Léo Gursky, quien sustituyó a John Hurt poco después de que a éste se le diagnosticara en 2015 el cáncer de pancreas que acabó con él en enero de 2017. A su lado Elliott Gould es Bruno, su Sancho Panza, tal vez un Pepito Grillo imaginario. Por Brooklyn caminan la joven Sophie Nélisse (Alma Singer) y Torri Higginson (Charlotte, su madre). En el pasado, ese que siempre gravita sobre el presente, aparecen la británica de origen judeo-polaco Gemma Arterton (Alma Mereminski, cuya vida transcurre de 1923 a 1995 según se lee en la lápida) y Mark Rendall (el joven Léo, viendo venir una de esas vidas a lomos de las olas).

Se le ha reprochado a la película su estructura algo compleja, un rompecabezas cuyas piezas tardan en encajar, y algunos personajes convencionales (como el de Zoe, la amiga de Alma Singer, reemplazando al diario que la joven utiliza en el libro). Pero aunque no sea redonda, La historia del amor ofrece muchas razones para ser vista, empezando por el partido que Radu Mihaileanu le saca a un ajustado presupuesto de quince millones de dólares. Contiene secuencias llenas de alto voltaje dramático, como el reencuentro tras la guerra de Léo y Alma en Nueva York, o el borrado del manuscrito bajo el agua del grifo. Una historia de amor llena de emoción (que empieza y termina con el símbolo del corazón tallado en un árbol) y de humor (como buen judío, Mihaileanu lo liga a la tragedia). Una banda musical, como siempre en su obra, clásica y vibrante. Y sobre todo la presencia de Jacobi y Gould, ambos en buena forma a sus 78 años y componiendo estupendamente a esos dos viejos gruñones. 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.