.

15:17 Tren a París

Escrito por Rubén de la Prida
  • Titulo Original
    The 15:17 to Paris.
  • Producción
    Bruce Berman, David M. Bernstein Malpaso Productions / Village Roadshow Pictures / Warner Bros. (EE. UU., 2017).
  • Dirección
    Clint Eastwood.
  • Guión
    Dorothy Blyskal.
  • Fotografía
    Tom Stern.
  • Música
    Christian Jacob.
  • Montaje
    Blu Murray.
  • Distribuidora
    Warner
  • Estreno
    09 Febrero 2018
  • Duración
    94 min.
  • Intérpretes
    Spencer Stone, Anthony Sadler, Alek Skarlatos, Judy Greer, Jenna Fischer, Ray Corasani, Tony Hale, Thomas Lennon, Sinqua Walls, Paul-Mikel Williams, Max Ivutin, Bryce Gheisar, Cole Eichenberger, William Jennings, Jaleel White, P.J. Byrne, Robert Pralgo, Steve Coulter, Gary Weeks, Timothy Carr, Cecil M. Henry, Lillian Solange Beaudoin, BreeAnna Marie, Ethan Rains, Mariam Vardani, Jeanne Goursaud, Irene White, Seth Meriwether, Matthew Barnes

15-17-2La tragedia que pudo ser.

Un día cualquiera. Verano de 2015. Tres norteamericanos de vacaciones por Europa coinciden en un tren con un terrorista islámico dispuesto a llevarse por delante aquel convoy, a preparar una verdadera carnicería sobre raíles. Los tres jóvenes, amigos de toda la vida, consiguen reducirlo. Una vez más, como en su anterior película, Sully (2017), Eastwood ensalza en su nueva cinta la figura de hombres corrientes devenidos héroes por el mero hecho de dar la cara, de hacer lo que se debe hacer. Ni más ni menos. Una vez más, y a pesar de sus ramalazos militaristas o en defensa de las armas, el anciano director subraya la necesidad de la gente de buena fe, la defensa de lo humano, en un mundo que tiende a volverse loco, que ha perdido el rumbo.

La hazaña en sí llega en los últimos minutos del metraje, pasado ya el límite de la primera hora. Con su estilo transparente, Eastwood narra aquellos momentos en torno a las tres y cuarto de una tarde de estío al borde de la matanza. Cuenta la tragedia que pudo ser. Esos postreros instantes de la película, también, la rescatan de otra tragedia, de naturaleza fílmica. Es en ese segmento final, en el que la ficción afluye en imágenes documentales, cuando entendemos el verdadero logro de este film penosamente guionizado por Dorothy Blyskal: los protagonistas de la película lo fueron también de los acontecimientos. Resulta todo un acierto guardar hasta el último momento ese cartucho que revela que, más que ante una película al uso, estamos ante un experimento inusitado y ante un gigantesco director, que sabe sacar dignas interpretaciones de tres inexpertos en lides dramáticas. Ahora, al final, comprendemos y aplaudimos. Y perdonamos las escenas de juerga de los jóvenes por Europa, un tramo verdaderamente vacío y prescindible. Y hacemos la vista gorda ante la matraca bélica y la historia (que poco importa, la verdad) de Spencer Stone, ese recluta patoso (el guiño a La chaqueta metálica no pasa desapercibido) y sus frustrados esfuerzos por dedicarse a salvar vidas como soldado… Hasta que llegó la hora de su proeza, “prevista” por Dios. Y Dios…. Parece como si el viejo Clint, viendo aproximarse ya el tránsito de la muerte, quisiese echarle un piropo al Altísimo, lleno de explicitud. Se olvida acaso de otras menciones divinas que hiciera en el pasado, más veladas y más certeras, ya sea, por ejemplo, aquel análisis de la conciencia como santuario divino del que hablaba en Million Dollar Baby (2004), ya sea con esa obra intimista de raigambre profundamente cristiana (hasta en la postura del rigor mortis del protagonista) que fue Gran Torino (2008).

Ojalá esta leyenda viva de la historia del cine tenga tiempo aún de legarnos una obra testamentaria a la altura de su grandeza. Algo parece claro: morirá con las botas puestas. Se despedirá haciendo cine, explorando, como aquí, nuevas formas nunca usadas. Dejando el hueco insustituible de ser -incluso a pesar de esta obra menor, que en nada empaña su carrera- el último gran héroe del Hollywood clásico.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.