.

Fantasmas y reflejos del cine del siglo XXI

Escrito por Redacción

Sin titulo1Fantasmas y reflejos del cine del siglo XXI, de Alexander Zárate, Madrid, Editorial Innisfree, 2015.

            “El hombre se había lanzado al descubrimiento de otros mundos y otras civilizaciones, sin haber explorado íntegramente sus propios abismos, ese laberinto de oscuros pasadizos y cámaras secretas, sin haber penetrado en el misterio de las mismas puertas que él ha condenado. (Solaris, Stanislaw Lem).

            “A veces los reflejos tienen más presencia que el objeto que se refleja”, se dice en Los límites del control (2008), de Jim Jarmusch. 

            Entre el espejo y la pantalla nos desenvolvemos, entre sus sombras y reflejos, como fantasmas que quieren dotarse de cuerpo, que buscan definirse, que cuestionan lo que son, porque quizás lo que creíamos ser no es sino una máscara, aunque cueste separarla de la carne, y la realidad que nombramos y habitamos no sea sino un escenario que se puede desmontar para quizás montar otro que pueda ser más cierto, o digamos, esa es la ilusión, más firme. Al menos en el que sintamos que nuestra voz es la propia. Quizás. Es lo que diría con su sonrisa el gato de Cheshire, que aparece y desaparece, como descubrimos que nuestra realidad tiene esa misma condición, incierta, inestable, moldeable, variable, temblorosa, como un proyector que da bandazos.

            Por eso, para este primer volumen de la colección de libros El cine de Solaris, pensé que lo más apropiado sería comenzar a través del espejo, como quien da los primeros pasos con su mirada en ese umbral en el que prende la semilla de las interrogantes sobre la constitución o condición de nuestra forma de mirar, sobre nuestra relación con el mundo (el afuera), los demás y nosotros mismos en ese entre con múltiples ángulos. Es decir, con nuestros fantasmas y reflejos. De hecho, el segundo volumen incidirá en las mismas cuestiones, pero centradas en el concreto escenario del sentimiento amoroso y del deseo en sus diferentes trayectos y estados.

            Y elegí circunscribir el análisis a obras realizadas en este siglo XXI para establecer, por añadidura, una radiografía de las diversas tendencias cinematográficas en el cine actual, y reflejar sus especificidades. En sus inicios el cine estaba más próximo al teatro, y ya se aproxima más a la música. Abunda un cine sensorial que entrelaza la narrativa clásica con las vanguardías, y amplia los desafíos para la mirada y la reflexión. Un cine que propulsa la inmersión, la relación intuitiva. Si el género fantástico se define por la alteración de la percepción, el cine progresa en una apertura de ángulos de representación que posibilita otras percepciones. La multiplicidad se abre paso frente a la dualidad, las interrogantes frente a la cosificación de una realidad compartimentada.

            Nuestra relación con la realidad se constituye a través de fantasmas, proyecciones, sombras, reflejos en los que nos buscamos, en los que huimos, o que reflejan el desenfoque que domina nuestro discernimiento,  la “agitación de ecos” en nuestra mente, manifestación de los forcejeos emocionales que acaecen en nuestro interior con conflictos no resueltos, de los que podemos ser conscientes o no. O quizá en tomar consciencia, en visibilizar el fantasma, resida el proceso de superación, la tarea heroica del conocimiento, de vernos enfocados en nuestros reflejos. La narración, así, se revela como un trayecto simbólico en el que los personajes proyectan su conflicto en la peripecia vivida, casi como una experiencia de catarsis liberadora (o quizás de precipitación irreversible en los abismos). Los fantasmas pueden habitar nuestra realidad, son otros humanos que se revelan como espejos, contrapuntos, opuestos simbólicos, de nuestro tránsito vital, la figura del Doble, la sombra, que quizá reflejan lo que se dirime en el interior de los protagonistas.  Los dilemas individuales o colectivos, sin poner en cuestión la percepción de la realidad, pueden ser representados en espectros, extraterrestres, vampiros o zombies. Personajes que se enfrentan a su frustración (Reflejos, La guerra de los mundos), a un dolor no superado (Señales), a su furia o amargura (Déjame entrar), a los abismos de su ambición (Sinister), a su apatía (World war Z), a través de esas criaturas irreales, sus reflejos distorsionados y siniestros, sus monstruos. La grieta en su interior. Y los fantasmas o monstruos de un imaginario colectivo en conflicto: Los diversos reflejos pesadillescos de la vulnerabilidad tras los atentados contra las Torres gemelas, las diferentes formas de confrontar esa herida aún abierta (La niebla, Star trek: en la oscuridad, Cloverfield, X men-Días del pasado, El amanecer del planeta de los simios).

            El cine fantástico de Kiyoshi Kurosawa (Kairo, Loft, Retribution) pone en cuestión nuestra condición de “fantasmas en vida”, fruto de una sociedad que disuelve nuestra identidad y propicia la incomunicación y el aislamiento.  Quizás habitemos fantasmagorías, escenarios en los que no sabemos cuándo somos o cuándo actuamos, como si fuéramos participantes, sin saberlo, de una representación escénica o de un rodaje, con un papel que nos han adjudicado y del cual no llegamos a acordarnos, o sobre el que nos preguntamos si realmente es el que nos correspondería, o por qué ese y no otro. Porque ¿qué es la realidad más allá de nuestra percepción, de nuestra mente? ¿Cómo representamos nuestra relación, y su cortocircuito, con el mundo?

            En el principio fue la interrogante, y este libro se despliega, como las películas analizadas, a través del espejo en los territorios difuminados entre la realidad y la mente, en los borrosos límites de la mirada incierta, entre la sugestión y la enajenación, entre las incógnitas, derivas y marañas de la difusa realidad, entre las tramas de lo aleatorio y la verdad escurridiza, entre las proyecciones, y distorsiones de la imagen manipulada y las imposturas de la identidad, entre el cuerpo como pantalla y la realidad como escenario, entre los fantasmas de la mente, las fisuras de los siniestro, la mirada del abismo y la multiplicidad de los reflejos, entre la ilusión, la memoria y la invención.

 

SUMARIO

Introducción: La imagen interrogante

1. A través del espejo: Entre la realidad y la mente. Multiplicidad, fracturas, escisiones, fusiones.

Los límites del control (Jim Jarmusch, 2008)

Holy motors (Leos Carax, 2012)

Mulholland Drive (David Lynch, 2001)

Inland empire (David Lynch, 2005)

Enemy (Denis Villeneuve, 2013)

Origen (Christopher Nolan, 2010)

2046 (Wong Kar Wai, 2004)

La historia de Marie y Julien (Jacques Rivette, 2003)

¡Olvídate de mí (Michel Gondry, 2005)

Saraband (Ingmar Bergman, 2003)

De la guerre (Bertrand Bonello, 2006)

Swimming pool (Francois Ozon, 2005)

Loft (Kiyoshi Kurosawa, 2005)

Twixt (Francis Coppola, 2011)

I'm not there (Todd Haynes, 2007)

Cosmopolis (David Cronenberg, 2012)

Solo Dios perdona (Nicolas Refn Winding, 2013)

Transe (Terese Villaverde, 2006)

 

2.La mirada incierta, la mirada insuficiente, la mirada proyectora: Entre la realidad, el sueño, la sugestión, la enajenación:

La mort rouge (Victor Erice, 2005)

Adiós al lenguaje (Jean Luc Godard, 2014)

Take shelter (Jeff Nichols, 2012) y Hablemos de Kevin (Lynne Ramsay, 2012)

Keane (Lodge Kerrigan, 2004)

Spider (David Cronenberg, 2002)

Sesión 9 (Brad Anderson, 2001)

Retratos de una obsesión (Mark Romanek, 2002)

El francotirador (Clint Eastwood, 2014)

Black coal (Diao Yinan, 2014)

Flores rotas (Jim Jarmusch, 2005)

El hombre que nunca estuvo allí (Hermanos Coen, 2001)

True detective (Nic Pizzolato/Cary Fukunaga, 2014)

Hannibal (Bryan Fuller, 2013)

Origenes (Mike Cahill, 2014)

 

3. La realidad incierta. Perturbaciones  e intemperies de lo real. Incógnitas, derivas y marañas. 

-Incógnitas.  La trama de lo aleatorio, la verdad escurridiza, la realidad movediza. Figuras inciertas entre el cuerpo y el espectro

Uncle Boonmee cuenta sus vidas pasadas (Apichatpong Weerasethakeful, 2010)

Magical girl (Carlos Vermut, 2014)

Die wand (El muro) (Julian Roman Pölsler, 2012)

Borgman (Alex Van Warmerdam, 2013)

Hors Satan (Bruno Dumont, 2011)

Khadak, Altiplano y La quinta estación (Peter Brosens y Jessica Woodworth, 2006, 2009, 2012)

Curling (Denis Cote, 2010)

El extraño gatito (Ramón Zürcher, 2013)

La mosquitera (Agustí Vila, 2010)

Miss Violence (Alexander Avranas, 2013)

Distance (Hirokazu Kore Eda, 2001)

Martha Marcy May Marlene (Sean Durkin, 2012)

No es país para viejos (Hermanos Coen, 2007)

Zodiac (David Fincher, 2007)

Erase una vez en Anatolia (Nuri Bilge Ceylan, 2011)

La isla mínima (Alberto Rodriguez, 2014)

La habitación azul (Matthieu Amalric, 2014)

Donde yace la verdad (Atom Egoyan, 2005)

Red road (Andre Arnold, 2007)

Finding Vivian Maier (John Maloof, 2013)

Aurora, un asesino muy especial (Cristi Puiu, 2010) y Policía, adjetivo (Corneliu Porumboiu, 2009)

Hunger (Steve McQueen, 2008)

This is Martin Bonner (Chad Hartigan, 2013)

Las consecuencias del amor (Paolo Sorrentino, 2004)

Matterhorn (Diederik Ebbinge, 2013)

La chica del tren (André Techiné, 2009)

 

-Derivas y desplazamientos.  Tránsitos difusos.

Paranoid park  (2007) y el cine de Gus Van Sant

Polytechnique (Dennis Villeneuve, 2009)

Sólo el viento (Benedek Gliegauf, 2012)

Old joy (Kelly Reichardt, 2005)

Wendy y Lucy (Kelly Reinhardt, 2008)

Meek's cutoff (Kelly Reichardt, 2010)

Nebraska (Alexander Payne, 2013)

Ida (Pawel Pawlikowski, 2013)

A propósito de Llewyn Davis (Hermanos Coen, 2013)

El extraordinario viaje de TS Spivet (Jean Pierre Jeunet, 2014)

Blissfully yours (Apichatpong Weerasethakeful, 2002)

Encuentros en el fin del mundo (Werner Herzog, 2007)

 

-Marañas, rompecabezas y laberintos. Los ángulos múltiples. Fracturas del relato y de la realidad.

Reyes y reinas (Arnaud Desplechin, 2004)

Un cuento de navidad (Arnaud Desplechin, 2008)

Todo o nada (Mike Leigh, 2002)

Snow angels (David Gordon Green, 2007)

Ararat (Atom Egoyan, 2002)

Lichter (Hans Christian Schmid, 2003)

Un toque de violencia (Jia Zhang Ke, 2013)

Syriana (Stephen Gaghan, 2004)

Quemar después de leer (Hermanos Coen, 2008)

La noche más oscura (Kathryn Bigelow, 2012)

Prisioneros (Denis Villeneuve, 2013)

 

4. La imagen incierta, la realidad distorsionada: Manipulaciones, pantallas, proyecciones, imposturas

Caché (Michael Haneke, 2005)

En la casa (Francois Ozon, 2012)

Adoration (Atom Egoyan, 2008)

El intercambio (2008) y el cine de Clint Eastwood,

Mystic river (Clint Eastwood, 2003)

Shutter island, (Martin Scorsese, 2009)

J Edgar (Clint Eastwood, 2011)

El hombre más buscado (Anton Corbijn, 2014)

The walker (Paul Schrader, 2007)

The master (Paul Thomas Anderson, 2012)

La red social (David Fincher, 2010)

Minority report (Steven Spielberg, 2002)

Oblivión (Joseph Kosinski, 2013)

La cabaña en el bosque (Drew Goddard, 2012)

Frío en julio (Jim Mickle, 2014)

Una historia de violencia (David Cronenberg, 2005)

Efectos secundarios (Steven Soderbergh, 2013)

Perdida (David Fincher, 2014)

The imposter (Brad Layton, 2012)

Atrápame si puedes (Steven Spielberg, 2002)

Bernie (Richard Linklater, 2012)

Capturing the Friedmans (Andrew Jarecki, 2003)

Grizzly man (Werner Herzog, 2005)

Un profeta (Jacques Audiard, 2009)

5. Fantasmagorías. Sombras de la realidad, funambulismos de la vida. Escenarios y artificios.

Casa de tolerancia (Bertrand Bonello, 2010)

Chain (Jem Cohen, 2004)

Sacro GRA (Gianfranco Rosi, 2013)

Gatos encaramados (Chris Marker, 2004)

Moonrise kingdom (Wes Anderson, 2012)

El gran Hotel budapest (Wes Anderson, 2014)

National gallery (Frederick Wiseman, 2014)

Museum hours (Jem Cohen, 2013)

Cesar debe morir (Hermanos Taviani, 2012)

Vete a saber (Jacques Rivette, 2001)

El último verano (Jacques Rivette, 2009)

Pina (Wim Wenders, 2011) y La danza (Frederick Wiseman, 2009)

Crazy horse (Frederick Wiseman, 2011)

Eleni (Theo Angelopoulos, 2004)

20.000 días en la tierra (Iain Forsythe & Jane Poulard, 2013)

Control (Anton Corbijn, 2007)

Ne change rien (Pedro Costa, 2010)

La caverna de los sueños olvidados (Werner Herzog, 2010)

Goodbye, Dragon Inn (Tsai Ming Liang, 2003)

Mekong Hotel (Apichatpong Weeresethakul, 2012)

H story (Nobuhiro Suwa, 2001)

Le pornographe (Bertrand Bonello, 2001)

The act of killing (Joshua Oppenheimer, 2013)

La imagen perdida (Rity Pahn, 2013)

Road to nowhere (Monte Hellman, 2010)

La noche que no acaba (Isaki Lacuesta, 2011)

Incidente en Loch Ness (Zack Penn, 2004)

Vampiros (Vincent Lannoo, 2010)

Escondidos en Brujas (Martin McDonagh, 2007)

 

6. El cuerpo como pantalla. Réplicas, reconstrucciones, simulaciones, sustituciones

Inteligencia artificial (Steven Spielberg, 2001)

Ex machina (Alex Garland, 2014)

Air doll (Hirokazu Kore-Eda, 2008)

Lars y la chica real (Jim Gillespie, 2007)

Nunca me abandones (Mark Romanek, 2010)

Womb (Benedek Gliegauf, 2010)

 

7. Fantasmas de la mente. Pantallas emocionales. Proyecciones y transferencias. El doble,  la sombra, El otro, lo siniestro, la mirada del abismo, otros mundos u otros espejos.

La habitación del pánico (David Fincher, 2002)

Master and commander (Peter Weir, 2003)

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (Andrew Dominik, 2007)

Skyfall (Sam Mendes, 2012)

Collateral (Michael Mann, 2004)

Stoker (Pank Chang Wok, 2013)

La vida mancha (Enrique Urbizu, 2003)

El hombre del tren (Patrice Leconte, 2002)

Lejos (Nuri Bilge Ceylan, 2002)

Tú y yo (Bernado Bertolucci, 2012)

Cosas que perdiste en el fuego (Susanne Bier, 2007)

The visitor (Tom McCarthy, 2008)

Loreak (Jose María Goenaga, Jon Garaño, 2014)

Kauwboy, (Bodeuwijn Koole, 2012)

Rebelde (Kim Nguyen, 2012)

Tres monos (Nuri Bilge Ceylan, 2008)

Déjame entrar (Thomas Alfredson, 2008)

Kairo (Kiyoshi Kurosawa, 2001)

Retribution (Kiyoshi Kurosawa, 2006)

Sinister (Scott Derrickson, 2012)

Reflejos (Alexandre Aja, 2008)

Señales (M Night Shyalaman, 2002)

La guerra de los mundos, (Steven Spielberg, 2003)

Al filo del mañana (Doug Liman, 2014)

Dark skies ( Scott Stewart, 2013)

La niebla (Frank Darabont, 2007)

Cloverfield (Matt Reeves, 2008)

Star Trek: En la oscuridad (JJ Abrams, 2013)

X Men. Días del futuro pasado (Bryan Singer, 2014)

Godzilla (Gareth Edwards, 2014)

El amanecer del planeta de los simios (Matt Reeves, 2014)

El incidente (M Night Shyalaman, 2008)

World war Z (Marc Forster, 2013)

Interstellar (Christopher Nolan, 2014)

Bestias salvajes del sur (Benh Zeitlin, 2012)

Midnight in Paris (Woody Allen, 2011)

Alicia en el País de las maravillas (Tim Burton, 2010)

The wild blue yonder (Werner Herzog, 2005)

 

8.Transfiguraciones: Entre la ilusión, la invención, la evocación y lo real

Recuerdos del porvenir (Chris Marker & Yannick Bellon, 2001)

Las playas de Agnes (Agnes Varda, 2008)

My Winnipeg (Guy Maddin, 2008)

Of time and the city (Terence Davies, 2008)

 El árbol de la vida (Terence Malick, 2011)

Big fish (Tim Burton, 2003)

El curioso caso de Benjamin Button (David Fincher, 2008)

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.