.

Construyendo una mirada propia

Escrito por Redacción

Construyendo portadaConstruyendo una mirada propia: mujeres directoras en el cine español (de los orígenes al año 2000), de Francisco A. Zurián, Madrid, Síntesis, 2015, 312 pp.

Las directoras de cine españolas tenemos una deuda impagable con Francisco Zurián. Nadie como él se ha esforzado por recuperar su memoria, por entender nuestro cine y airear nuestras aportaciones al arte audiovisual. Una prueba más es este libro. Un libro de referencia desde la Universidad que tanta falta hacía para desterrar el socorrido estereotipo de que solo hacemos “películas de chicas”.

Siempre será una buena elección dedicar horas al estudio de quienes han construido la Historia del Cine, para analizarlo desde un punto de vista crítico integrándolo en el mundo de la Cultura con mayúsculas. Y si se trata del cine hecho por mujeres mucho más porque en este terreno, salvo algunas excepciones muy meritorias, está casi todo por hacer.

La historia de las mujeres en el cine me ha enseñado, junto a mi propia experiencia, que el proceso creativo audiovisual es una profesión dura y no admite cobardes. Por eso mismo es mágica, enriquecedora y magnífica. No hay fórmulas, no es fácil, pero merece la pena. El trabajo creativo es un juego, una aventura reparadora de los estragos de la realidad implacable, de manera que para las mujeres que nos hemos dedicado a hacer películas,  jugar con el cine ha sido también una terapia.

Durante mucho tiempo hemos mantenido el papel de meras observadoras de lo que los hombres han ido haciendo en el mundo de la imagen. Respetuosamente hemos aprendido, hemos aportado mucho en la sombra y hemos acumulado experiencia suficiente para tener estilo propio, mirada propia (como reza el título del libro que la lectora y el lector tiene entre sus manos), voz propia, y el empeño de hacernos oír buscando el derecho de expresión más sincero, la igualdad de oportunidades y la modificación de un mundo que no nos gusta. Que no nos gusta ni para nosotras ni para los hombres. Que no es bueno para los seres humanos. 

Nos gusta observar, llevamos mucho tiempo de observación, ahora tenemos que decir lo que pensamos. No solo sobre nosotras, no solo sobre la discriminación que hemos sufrido, no solo sobre el sexo y las relaciones sentimentales, no solo sobre nuestros problemas laborales. Tenemos que decir lo que pensamos SOBRE TODO. Y lograr que se tenga en cuenta.

Como personas y no como mujeres nos dedicamos al audiovisual, somos cineastas y por lo tanto tenemos en nuestras manos una herramienta fundamental para difundir nuestro Pensamiento y para modificar los tópicos sobre las mujeres que se dedican al cine: por ejemplo el manido asunto de la sensibilidad. Pero, según podemos comprobar a lo largo de nuestra experiencia los poderes económicos pueden con nosotras. Nuestros proyectos se estrellan contra ciertos muros que obstaculizan su financiación.

Si a lo largo de la historia de la emancipación femenina se ha venido proponiendo como un punto fundamental la independencia económica, quizá sería hora de que empezáramos a crear nuestros  propios sistemas de financiación, empresas de capital femenino que se ocuparan de rentabilizar el talento de las mujeres expresado libremente sin tener que pactar continuamente con opiniones y formas de ver que al no tener las infraestructuras y el dinero nos obligan a cierto sometimiento. En algún momento deberíamos dejar a un lado las quejas, lo que no quiere decir dejar de reivindicar nuestros derechos, y hablar más de nuestro trabajo: un trabajo muy especial que implica creatividad, comunicación y responsabilidad.

No es solo una forma de ganarse la vida, aunque también. Deberíamos  buscar la forma de transmitir nuestra mirada sobre el mundo que habitamos. Contemplar nuestra historia y nuestra sociedad es lo que han pretendido todas las mujeres cineastas que me han precedido, mis contemporáneas y las que nos han sucedido. 

En muy pocos años la vivencia del cine tal como mi generación la ha sentido no existirá sino como recuerdo. Y mi mundo –como ha sucedido con generaciones y generaciones- desaparecerá para dejar paso a uno nuevo. Y así debe ser. Pero estoy segura de que contra viento y marea las nuevas generaciones de mujeres cineastas tendrán un papel importante en esa evolución logrando que se respete nuestra propia mirada.

 

                                      Josefina Molina

Directora de cine y televisión

 

 INDICE:

Prólogo: Josefina Molina, directora de cine

1.Directoras pioneras del cine español: Helena Cortesina, Musidora, Rosario Pi y Ana Mariscal. Román Gubern, Universitat de Barcelona

2.Margarita Alexandre: una pionera bajo el signo de la excepcionalidad. Barbara Zecchi, University of Massachusetts Amherst

3.Josefina Molina, mirada de mujer sobre la mujer y la sociedad. Francisco A. Zurian, Universidad Complutense de Madrid

4.Discurso de género y diseño de personajes en la obra de Pilar Miró. Cristina Manzano, Universidad Complutense de Madrid

5.“No quiero caer en lo mismo”. Observaciones en torno a la estética subversiva en el cine de Cecilia Bartolomé. Uta Felten, Universität Leipzig

6.Cristina Andreu: la recuperación de una obra invisible. Isabel Arquero, Universidad Complutense de Madrid

7.Icíar Bollaín: La mirada comprometida. Ana Jorge Alonso, Universidad de Málaga

8.Isabel Coixet y la construcción de identidades femeninas. Beatriz Herrero, Universidad Rey Juan Carlos

9.El cine de Chus Gutiérrez: un pedazo de alma en cada fotograma. Mar Marcos, Universidad Complutense de Madrid

10.Azucena Rodríguez. Virgina Guarinos, Universidad de Sevilla

11.Rosa Vergés. Núria Araüna, Universitat Rovira i Virgili-Tarragona

12.Reivindicación y dignificación de la cultura popular: el discurso audiovisual de Dunia Ayaso y Félix Sabroso. Isabel Menéndez, Universidad de Burgos

13.Marta Balletbó-Coll. Jennie Rotwell, Trinity College Dublín

14.Pilar Távora. Eva París-Huesca, University of Massachusetts Amherst

15.Pilares estructurales del cine de Gracia Querejeta. Carmen Arocena, Euskal Herriko Unibertsitatea

16.No ver, ejercicio de tinieblas. Estudio de Ander eta Yul (1988) y la filmografía de Ana Díez. Luis Deltell, Universidad Complutense de Madrid

17.El cine de Helena Taberna: un análisis fílmico. Cora Requena Hidalgo e Isabel Hernández Toribio, Universidad Complutense de Madrid

18.Las directoras en el cine español: una aproximación industrial. Emilio C. García Fernández y María García Alonso, Universidad Complutense de Madrid

Epílogo: Inés París, directora, guionista, cofundadora y primera presidenta de CIMA

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.