.

Georges Méliès. La magia del cine

Escrito por José Luis Martínez Montalbán

Melies1Organizada por la Obra Social La Caixa, en colaboración con La Cinémathèque Française, está realizando una gira, por distintas ciudades españolas, la exposición Georges Méliès. La magia del cine, en donde se exhibe un gran número de películas, dibujos, vestidos, maquetas y objetos relacionados con el gran cineasta francés. Si la personalidad de Méliès nunca ha caído en el olvido, cosa poco plausible dada la trascendencia que su vida y su obra han tenido para la historia del cine, en los últimos años su figura ha adquirido mucha mayor relevancia por varios motivos.

Por un lado, está el empeño puesto por la compañía parisina Lobster Films por editar todo lo que se conserva de la obra de Méliès, lo que la ha llevado a revisar las estanterías de la mayor parte de las filmotecas del mundo, en un intento de recuperar la mayor cantidad de las más de 550 películas que el cineasta realizó. Todo ello ha dado como resultado que, en el 2009, su pusiese a la venta el cofre Georges Méliès. Le Premier Magicien du Cinéma (1896-1913), en donde, en 5 DVD, se ofrecían 173 películas. Posteriormente, en 2010, un sexto DVD, Méliès encoré. 26 nouvelles découvertes (1896-1911), ofrecía 26 inéditos. Esta edición, en seis DVD, ha sido publicada en España por Divisa Home Vídeo. Por otro lado está el homenaje que Martin Scorsese rindió al cineasta francés con la realización del film La invención de Hugo (Hugo, 2011), en el que la figura de Méliès era central en la peripecia de la película y en donde Scorsese rendía un cálido homenaje al creador de la ficción, de la aventura y de la imaginación en el cine. Estos sucesos han hecho que la figura de Georges Méliès se haya colocado en un lugar de preeminencia en el reconocimiento social de la importancia de su aportación al arte y a la industria cinematográfica, lo cual ha llevado a la Obra Social La Caixa y a la Cinemateca Francesa ha elaborar esta exposición, donde se recoge una parte del riquísimo muestrario de piezas, películas y documentos del gran maestro del cine, que la convierten en la mayor muestra, dedicada a Méliès, que se ha realizado hasta la fecha.

Georges Méliès (París, 8 diciembre 1861-Orly, 21 enero 1938), fascinado por la prestidigitación arrienda, en 1888, el teatro de Robert Houdin, donde crea espectáculos mágicos con complejos trucajes. Cuando, en 1895, descubre el cine de los Lumière compra una cámara y se lanza a rodar películas, que obtienen un gran éxito de público. Para poder seguir realizando filmes  cada vez de mayor complejidad construye, en la propiedad familiar de Montreuil-sous-Bois, un estudio de rodaje, completamente acristalado, y funda su propia productora cinematográfica: Star Films. En 1902 rueda Viaje a la luna, con la que tiene un éxito apoteósico, lo que le lleva a aumentar la producción, que alcanza su cenit en 1908, año en el que realiza más de cincuenta películas. Pero hacia 1912 los problemas económicos le acosan, pues su últimos títulos no han tenido buenas ventas, lo que le hace volver a trabajar en el teatro. 1923 es un año aciago para el cineasta, ya que se ve obligado a vender la propiedad de Montreuil y la sala Robert Houdin es demolida. Méliès, en un arrebato de cólera, destruye todas las películas que guardaba. Tras casarse, en segundas nupcias, con Jehanne d’Alcy, compañera y amiga de toda la vida, que había sido una de sus primeras actrices, pasa a trabajar en un pequeño puesto de caramelos y juguetes en la estación ferroviaria de Montparnasse. Allí es reconocido, en 1926, por un periodista, lo cual tiene como consecuencia que se redescubra su figura y su obra, que se plasma en la noche del 16 de diciembre de 1929, en la sala Pleyel, en la que se le rinde homenaje y se proyectan diez de sus películas. En 1932, junto a su esposa y su nieta, se va a vivir a una residencia para jubilados del séptimo arte, situada en el castillo de Orly, donde fallece de cáncer.

Como se ha dicho, innumerables veces, frente al cine de los Lumière, precursores del documental y del realismo, el cine de Méliès es precursor de la ficción y de la fantasía. Méliès da rienda suelta a su imaginación, la cual, combinada con sus descubrimientos técnicos, le permite dar un notable impulso al primitivo lenguaje visual, hasta convertir el cine en un naciente espectáculo popular. Su virtuosismo técnico le permite aplicar al cine los efectos del ilusionismo y de la linterna mágica, tales como los efectos ópticos, el paso de manivela, los fundidos encadenados, las sobreimpresiones, etc., que lo convirtieron en el primer genio cinematográfico de los efectos especiales. Esta exposición es una introducción a todo ese mundo, en donde se muestran cómo eran los aparatos y los espectáculos anteriores a la aparición del cine, como fueron las distintas etapas de la vida y de la obra de Méliès, etc., ilustrado todo ello con una espectacular colección de documentos, objetos, vestidos, maquetas, películas, etc., que la Cinemateca Francesa guarda en sus riquísimos almacenes. Además se ha publicado el catálogo Georges Méliès. La magia del cine, un interesante libro de 204 páginas, donde el texto de Laurent Mannoni está ilustrado con numerosas fotografías de una gran calidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.